Los 9 Tipos De Aislantes Térmicos Más Comunes

En lo referente a la climatización de tu hogar, tanto en invierno como en verano, es importante que conozcas bien sobre los tipos de aislantes térmicos existentes, para saber cuál te resultará útil para conservar temperatura y ahorrar energía.

Estos materiales con sus distintas composiciones, incluidos en la construcción de tu hogar, ayudarán a realizar eficientemente el trabajo de conservación térmica del mismo, ya sea para conservar el calor o repelerlo, dependiendo de la estación.

Tipos De Aislantes Térmicos
Tipos De Aislantes Térmicos

¿Qué Son Los Aislantes Térmicos?

Los aislantes térmicos son materiales que, por sus propiedades físicas y químicas, reducen la conductividad térmica entre superficies adyacentes, aislándolas entre sí para preservar la temperatura de un espacio respecto al exterior.

El aislamiento térmico se puede conseguir de formas diversas, mediante procesos diseñados de acuerdo a un tipo específico de material y a sus propiedades.

Los materiales de aislamiento térmico son denominados aislantes, y se emplean generalmente en edificios para optimizar el consumo energético de los sistemas de refrigeración utilizados en ellos.

También se usan en sistemas industriales, ya sea para evitar la ganancia de calor de un fluido a baja temperatura que circula por una tubería, o para impedir que un fluido caliente pierda temperatura respecto al exterior, como por ejemplo, en la instalación de suelos radiantes.

Igualmente, se emplean en equipos de proceso, en calderas, sistemas de distribución de vapor y condensado, entre otros equipos industriales.

¿Para Qué Sirve Un Aislante Térmico?

Su función principal, para el caso específico de la climatización de tu hogar, es preservar la temperatura de un espacio interior aislándolo del exterior, ya sea para evitar que se enfríe en invierno o que se caliente en verano.

Este tipo de material se utiliza en paredes huecas residenciales, ventanas, techos, ductos y tuberías, entre otras aplicaciones. 

Tipos De Aislantes Térmicos

En el mercado existen una gran cantidad de aislantes térmicos de diferentes tipos, con características diferentes y aplicaciones diversas. Veamos los más comunes.

1. Manto aislante

El manto aislante es el más común y ampliamente disponible, viene en forma de bloques o rollos y se compone de fibras flexibles, usualmente fibra de vidrio. También se presenta en forma de bloques y rollos de lana mineral, ya sea lana de roca o lana de escoria, fibras naturales como el algodón o la lana de oveja, o fibras plásticas.

Estos bloques y rollos están disponibles en anchos estándar para adaptarse a armazones, montantes de pared, vigas de piso y vigas de ático.

Los rollos pueden cortarse a mano para lograr que abarquen únicamente lo necesario, y vienen con o sin revestimiento, el cual a su vez puede ser de vinilo, papel Kraft o papel aluminizado. Además, pueden venir con un revestimiento resistente al fuego.

Tipos De Aislantes Térmicos
Manto aislante

2. Aislamiento de bloques de hormigón

Son utilizados para construcción de cimientos y paredes de casas, y hay diferentes métodos para aislarlos cuando su espacio interior puede ser rellenado con un material aislante adecuado.

Sin embargo, el aislamiento de bloques de hormigón no es lo suficientemente efectivo a la hora de ahorrar combustible de la calefacción, según lo han demostrado recientes estudios de campo y simulaciones computarizadas, ya que las partes sólidas del bloque conducen calor.

Por lo tanto, es más práctico colocar un aislamiento en el exterior de los bloques o en el interior de las paredes de los cimientos. El aislamiento exterior brinda además la contención de la masa térmica del bloque dentro del espacio climatizado.

3. Tablero de espuma o espuma rígida

Se pueden usar para aislar casi cualquier parte del hogar. Son muy efectivos en revestimientos de paredes exteriores, revestimientos interiores para paredes de sótanos y aplicaciones especiales.

La espuma rígida proporciona una resistencia térmica hasta 2 veces mayor que la mayoría de los demás materiales aislantes del mismo espesor, disminuyendo el flujo de calor a través de elementos estructurales, como vigas de madera y acero.

Los materiales más comúnmente empleados en la fabricación de tableros de espuma incluyen poliestireno, poliisocianurato o poliiso, y poliuretano.

4. Encofrados aislantes de hormigón (ICF)

Son básicamente encofrados para muros de hormigón vertido, que permanecen como parte del conjunto del muro. Este sistema crea paredes con una alta resistencia térmica.  

Junto con los tableros de espuma, se pueden agregar barras o varillas de acero como refuerzo antes de verter el concreto. Cuando se usan bloques de espuma, a menudo se usan varillas de acero dentro de los núcleos huecos para fortalecer las paredes.

La red de espuma alrededor de los núcleos de los bloques rellenos de hormigón puede facilitar el acceso de los insectos y las aguas subterráneas, por lo que algunos fabricantes manufacturan bloques de espuma tratados con insecticida y con agentes impermeabilizantes.

Esto te puede interesar:

Recuperador De Calor. Cómo Funciona, Ventajas E Instalación

5. Aislamiento de relleno suelto y soplado

Son pequeñas partículas de fibra, espuma u otros materiales, las cuales forman un material aislante que puede adaptarse a cualquier espacio sin perturbar estructuras o acabados.

Esto hace que el aislamiento de relleno suelto sea muy adecuado para reacondicionamientos y lugares donde sería difícil instalar otros tipos de aislamiento.

Los tipos más comunes de materiales utilizados para el aislamiento de relleno suelto incluyen celulosa, fibra de vidrio y lana mineral de roca o de escoria, materiales en su totalidad provenientes del reciclado de desechos.

6. Barreras Radiantes y Aislamiento Reflectante

Las barreras radiantes y el aislamiento reflectante funcionan reflejando el calor radiante, a diferencia de los sistemas aislantes más usuales que funcionan dificultando el flujo de calor.

Estos sistemas se instalan generalmente en los áticos de las casas, principalmente para reducir la ganancia de calor en el verano, lo que ayuda a reducir los costos de refrigeración.

El aislamiento de este tipo incorpora superficies reflectantes como las láminas de aluminio, que pueden incluir respaldos como papel Kraft, película plástica, burbujas de polietileno o cartón.

7. Aislamiento de tablero de fibra rígida

Consiste en fibra de vidrio o material de lana mineral y se usa principalmente para aislar los conductos de aire en un hogar. También se utiliza cuando se necesita un aislamiento que pueda soportar altas temperaturas.

La instalación en conductos de aire generalmente la realizan contratistas de climatización, quienes fabrican el aislamiento en sus talleres o en los lugares de trabajo.

8. Aislamiento de espuma rociada y de espuma in situ

Son materiales que se pueden rociar, inyectar o verter. El aislamiento de espuma en el sitio se puede soplar en las paredes, en las superficies del ático o debajo de los pisos para aislar y reducir las fugas de aire.

Se aplica mediante pequeñas latas presurizadas para reducir las fugas de aire en orificios y grietas, en marcos de ventanas y puertas, y penetraciones eléctricas y de plomería. Hay dos tipos de aislamiento de espuma en el sitio: de celda cerrada y de celda abierta. Ambos se fabrican típicamente con poliuretano.

La espuma de celda cerrada se forma al cerrarse sus celdas de alta densidad, llenándose con un gas que ayuda a que la espuma se expanda para llenar los espacios a su alrededor.

En cambio, la espuma de celda abierta no es tan densa y sus celdas ya están llenas de aire, lo que le da una textura esponjosa al material aislante.

Tipos De Aislantes Térmicos
Aislamiento de espuma rociada y de espuma in situ

9. Paneles aislantes estructurales (SIP)

Son paneles prefabricados y diseñados para crear estructuras y que pueden ser utilizados para construir paredes, techos y pisos. Este sistema es muy eficiente, brindando un aislamiento superior a muchos de los métodos actuales.

Los SIP están disponibles con diferentes materiales aislantes, generalmente poliestireno o espuma de poliisocianurato.

La seguridad contra incendios es una preocupación, pero cuando el interior del SIP está cubierto con un material resistente al fuego, protege el revestimiento y la espuma durante el tiempo suficiente para que los ocupantes del edificio tengan la oportunidad de escapar.

¿Qué Materiales Son Aislantes Térmicos?

Como habrás notado, el aislamiento térmico está creado a partir de material aislante, que puede ser de base natural, base artificial o una combinación de ambas. La tecnología de los materiales está siempre en evolución, y al pasar de los años, salen nuevos materiales con mejores características aislantes y más comerciales.

En la actualidad, los materiales aislantes más comunes son los siguientes:

1. Lana Mineral

Este material cubre muchos tipos de aislamiento. Puede referirse a la lana de vidrio, que es una fibra fabricada a partir de vidrio reciclado, o la lana de roca, que es un material aislante hecho a partir del basalto.

Este material se puede adquirir como material suelto o en forma de bloques y por lo general no contienen aditivos para hacerla resistente al fuego, por lo que no es recomendable emplear este material en aplicaciones con mucha exposición al calor.

2. Poliestireno

Este material, también conocido como espuma de poliestireno, se presenta como una espuma termoplástica impermeable, con excelentes propiedades de aislamiento acústico y térmico.

Hay dos tipos de espuma de poliestireno, el expandido o EPS, y el extruido o XEPS, teniendo como cualidad visible un acabado excepcionalmente liso, utilizado para aplicaciones residenciales y comerciales.

Este material es muy rígido, a diferencia de las espumas de poliuretano, y generalmente se crea o se corta en bloques, ideal para el aislamiento de paredes.

3. Espuma de poliuretano

Este material es producto de la mezcla y reacción de productos químicos, generando una espuma que se aplica en aerosol conocida como SPF o Espuma de Poliuretano en Aerosol.

Los agentes químicos que se mezclan reaccionan extremadamente rápido, expandiéndose simultáneamente al contacto para crear una espuma aislante que sella el aire que llena los espacios vacíos, formando una barrera impermeable muy liviana.

4. Fibra de vidrio

La fibra de vidrio es un material aislante muy utilizado debido a su costo de instalación bajo, en comparación con su resistencia térmica, una opción muy rentable en comparación con otros sistemas aislantes.

Como este material es un tejido o entramado de hebras de vidrio, minimiza el flujo de calor debido a esta particular estructura, que presenta la gran ventaja de ser un aislamiento no inflamable.

Para instalarlo, se deben seguir estrictas normas de seguridad, ya que la formación de polvo de vidrio y fragmentos pueden causar daños oculares, pulmonares y cutáneos.

Lee esto:

Qué Es Un Sistema De Calefacción. Componentes, Tipos

5. Celulosa

Este es un material compuesto en un 75 a 85 % de fibra de papel reciclado, generalmente papel periódico usado, lo que lo convierte en un sistema de aislamiento muy ecológico.

El otro 15 % de este material lo forma el sulfato de amonio o el ácido bórico, agentes retardadores de fuego. La celulosa casi no contiene oxígeno debido a lo compacto de su estructura, lo que reduce el daño que puede originar un incendio.

6. Poliisocianurato

También conocido como poliiso, es un tipo de espuma plástica termoendurecible combinada con un gas sin CFC, con baja conductividad térmica. Este material está disponible como espuma rociada, como líquido y en forma de placas rígidas. Además, puede fabricarse como paneles aislantes laminados con revestimiento.

Las aplicaciones de aislamiento de poliisocianurato con espuma in situ son más económicas que instalar paneles de espuma, y pueden funcionar mejor porque la espuma líquida se amolda a todas las superficies.

7. Otros materiales

Aunque los materiales de aislamiento anteriormente descritos son los más comunes, no son los únicos que se utilizan. Materiales como el Aerogel, usado por la NASA para la construcción de losetas resistentes al calor, se han vuelto asequibles y están disponibles. 

El Pyrogel es uno de los aislamientos industriales más eficientes del mundo, con espesores de 50 a 80 % menores a otros materiales de aislamiento. Más caro que algunos de los otros materiales de aislamiento, se emplea cada vez más para aplicaciones específicas.

Los Mejores Aislantes Térmicos

Entre los muchos materiales aislantes térmicos, hay algunos que, por su capacidad aislante, sus costos tanto de adquisición como instalación, sus implicaciones de seguridad y demás características, son utilizados más frecuentemente.

Por ejemplo, hay materiales como el Aerogel, que es el mejor aislante disponible, pero su costo limita su uso, mientras que la fibra de vidrio es económica, pero necesita de muchas precauciones en su manipulación.

Materiales como la lana mineral, la celulosa y las espumas de poliuretano y poliestireno, tienen sus pros y sus contras, pero dependiendo de los requerimientos de aislamiento, son usadas en algunas aplicaciones residenciales e industriales.

Por su costo relativamente bajo, adicional a su gran capacidad de aislamiento, y a pesar de las medidas de seguridad que implica su instalación, la fibra de vidrio se puede considerar el mejor material para aislar una vivienda.

Aislantes Térmicos Para Techos

Los materiales más frecuentemente empleados para aislar techos son:

  • La espuma de poliuretano: Es una opción muy popular y eficaz para todo tipo de techos, muy adecuado para sistemas de techos adheridos.
  • La lana de roca: Es una de las soluciones más comunes para cubiertas fijadas mecánicamente, especialmente donde se requiere una resistencia al fuego muy alta.
  • Poliestireno Expandido (EPS): Es una de las soluciones más rentables para sistemas de cubiertas expuestas.
  • Poliestireno extruido (XPS): Por sus características especiales, es ideal para sistemas de techado expuesto y cubiertas de servicios públicos. 
Tipos De Aislantes Térmicos
Aislantes Térmicos Para Techos

Aislantes Térmicos Para Ventanas

Tu hogar será más cómodo y disminuirás el consumo energético en la medida que agregues el mejor aislamiento alrededor de tus ventanas. Los materiales de aislamiento más utilizados son la fibra de vidrio y el aislamiento de espuma en aerosol para ventanas.

El mejor aislamiento para detener las corrientes de aire alrededor de las ventanas será un material que evite que el aire se filtre alrededor del marco. 

Plástico con fibra de vidrio

Este aislamiento está hecho de plástico reforzado con diminutas fibras de vidrio, lo que le da al plástico una resistencia adicional al mismo tiempo que mejora su capacidad de aislamiento.

Si bien la fibra de vidrio es económica, debes tener mucho cuidado al manipular este material, ya que pequeñas partículas de vidrio pueden alojarse en la piel, inhalarse y causar problemas respiratorios y pueden atrapar alérgenos del exterior.

Espuma aislante para ventanas

Es una espuma en aerosol de poliuretano de baja presión y baja expansión, que está diseñada para crear un sello hermético alrededor de la ventana.

Puedes comprarla en cualquier tienda de mejoras para el hogar y viene en una lata, siendo excelente para sellar el aire alrededor de tu ventana, pero debes aplicarla correctamente para lograrlo.

Te puede interesar:

Paneles Solares Térmicos. Cómo Funcionan, Partes, Tipos, Ventajas

Conclusión

Para seleccionar un material aislante debes considerar, como te mencionamos a lo largo de este artículo, los costos de instalación, las medidas de seguridad para instalarlos, el costo en sí del material, su capacidad aislante, entre otras características.

Si conoces más detalladamente sobre los tipos de aislantes térmicos para el hogar, sus características y aplicabilidad, tendrás un mejor criterio al momento de seleccionar el más adecuado para tus requerimientos de climatización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio