Cómo Instalar Una Caldera De Gas En Tu Casa

Instalar una caldera de gas en nuestro hogar puede ser una excelente decisión para disfrutar de agua caliente y una eficiente climatización. Sin embargo, no es tan simple como comprar la primera opción que encontremos. Existen varios aspectos técnicos y normativos que debemos considerar para que la instalación se realice correctamente.

En esta guía repasaremos todos los puntos claves que debes tener en cuenta antes de instalar una caldera de gas en tu casa. Veremos desde los requerimientos de espacio y ventilación, la selección adecuada del modelo, el cumplimiento del reglamento de instalaciones térmicas, el proceso de montaje, mantenimiento necesario y los costos asociados. ¡Manos a la obra!

Cómo Instalar Una Caldera De Gas En Tu Casa
Cómo Instalar Una Caldera De Gas En Tu Casa

Requisitos Previos Para Instalar Una Caldera De Gas

Antes de proceder a instalar una caldera de gas debemos cerciorarnos de que se cumplan una serie de condiciones y requerimientos técnicos en nuestro hogar. Contar con los elementos necesarios desde el inicio nos ahorrará contratiempos y costes adicionales más adelante.

Espacio físico y ventilación

El lugar donde vayamos a instalar una caldera de gas debe cumplir con unos requisitos mínimos de espacio y ventilación adecuados. Se recomienda un área de al menos 15 metros cuadrados con una altura superior a la altura estándar de los pisos, que es 2,4 metros. Este espacio debe ser para uso exclusivo de la caldera.

El cuarto de caldera debe contar con ventilación natural o forzada al exterior. La entrada de aire debe tener un tamaño de 8 cm2 por cada kW de potencia de la caldera. Esto evitará la acumulación de gases tóxicos en caso de accidentes.

El acceso al cuarto también debe tener al menos 80 cm de ancho libre. Áticos, sótanos o terrazas suelen ser ubicaciones idóneas si cumplen las dimensiones necesarias.

Certificado de gas

Otro requisito indispensable previo para instalar una caldera de gas es contar con el certificado de instalación de gas emitido por una empresa o técnico cualificado. Este documento verificará que las instalaciones existentes son aptas y cumplen la normativa de seguridad vigente.

Sin el certificado de gas, las compañías suministradoras no activarán el servicio, por lo que es imprescindible gestionarlo antes de adquirir la caldera. El costo de la inspección y emisión del certificado es variable, por lo que es recomendable solicitar presupuestos a distintos proveedores autorizados.

Una vez obtenido, el certificado de gas garantizará que es viable la conexión segura a la red de suministro para alimentar nuestra caldera de forma óptima.

También te puede interesar:

Selección del modelo de caldera

Antes de la instalación debemos elegir cuidadosamente el modelo de caldera que se adapte a nuestras necesidades. Factores como el tamaño de la vivienda, número de habitaciones, cantidad de salas de baño y demanda de agua caliente sanitaria determinarán la potencia requerida.

Es recomendable que un especialista realice un estudio para determinar la capacidad calorífica ideal de nuestra caldera y la cantidad de radiadores necesarios. Así evitaremos sobredimensionar o quedarnos cortos.

También debemos tener en cuenta el tipo de suministro de gas disponible en nuestra ubicación para escoger un modelo compatible, ya sea gas natural, propano o butano. Contar con el modelo adecuado desde el inicio facilitará la instalación y garantizará un óptimo rendimiento. Tenemos un post muy completo dedicado a este punto: ¿Qué caldera de gas comprar?

Reglamento De Instalaciones Térmicas (RITE)

En España, la instalación de calderas y sistemas de calefacción está regulada por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE). El RITE establece requisitos específicos que deben cumplirse tanto para instalar una caldera de gas nueva como para la sustitución de equipos antiguos en viviendas y edificios.

Entre los aspectos que cubre se incluyen:

  • Tipos de calderas permitidas según el caso (vivienda aislada, adosada, piso). Por ejemplo, prohíbe las calderas atmosféricas.
  • Requisitos para la ubicación y salida de gases de combustión. Distancias mínimas a vecinos, patios interiores, etc.
  • Características de los materiales de las tuberías de agua y gas.
  • Obligaciones para que la instalación la realicen técnicos acreditados.

Es responsabilidad del instalador cumplir y certificar que la instalación de la caldera de gas se realiza según la normativa RITE vigente. Esto garantiza la máxima eficiencia y seguridad.

Proceso De Instalación

Una vez que tengamos lista la ubicación física, cumplimos con los requisitos de ventilación y espacio, contamos con el certificado de gas y hemos seleccionado el modelo adecuado de caldera, estamos preparados para comenzar con el proceso de instalación propiamente dicho.

Instalar una caldera de gas implica una serie de pasos técnicos que deben manejarlo los profesionales cualificados. Veamos más en profundidad en qué consiste cada una de estas etapas fundamentales para completar la instalación de forma correcta y segura.

También te puede interesar:

Instalación para la extracción de gases

Un aspecto técnico muy importante para instalar una caldera de gas es la adecuada salida de los gases de combustión.

  • En calderas estancas convencionales se suelen usar tuberías separadas tanto para la expulsión de los gases como para la entrada del aire. Por lo general están hechas de aluminio y forman parte del kit de montaje de la caldera.
  • Las calderas estancas de bajo NOx tienen una instalación de tubos concéntricos. El tubo interior expulsa gases y el tubo exterior introduce aire.
  • Las calderas de condensación usan tuberías de polipropileno, resistentes a la humedad de los gases de escape. Su instalación es muy sencilla.

La salida puede ser vertical directo al tejado u horizontal atravesando una pared exterior. En cualquier caso, se debe instalar según las especificaciones técnicas de cada modelo de caldera. Una salida de humos adecuada es indispensable para el funcionamiento seguro y eficiente del equipo. La instalación de la salida de gases implica los siguientes pasos:

  1. Verificar los requerimientos de salida de gases de la caldera a instalar. Esto determinará el tipo de material y dimensiones de tuberías.
  2. Seleccionar el recorrido de salida más adecuado según la ubicación de la caldera y la estructura de la vivienda.
  3. Instalar las tuberías y accesorios necesarios (codos, sombreretes, etc.) siguiendo las instrucciones del fabricante de la caldera. Asegurar una leve pendiente en salidas horizontales.
  4. Fijar y sellar adecuadamente las tuberías evitando fugas. Revisar la estanqueidad.
  5. En el caso de salidas horizontales, instalar un sistema de recogida de condensados.
  6. Realizar pruebas de funcionamiento y mediciones de emisiones según la normativa vigente.

Conexiones hidráulicas y de gas

Otro aspecto esencial del proceso de instalación de la caldera de gas son las conexiones hidráulicas y de suministro de gas:

  • Conexión hidráulica de agua fría: Se realiza a la red de suministro de agua general.
  • Conexión de salida de agua caliente: Va al circuito de agua caliente sanitaria y baños.
  • Conexión de retorno de calefacción: Proviene del retorno de agua de los radiadores.
  • Conexión de impulsión de calefacción: Lleva agua caliente a los radiadores.
  • Conexión de entrada de gas: Se realiza a la acometida general de gas.

Es indispensable realizar pruebas de estanqueidad y uso de detectores de fugas en todos los puntos de conexión. La instalación debe ser estanca y segura. Estas conexiones requieren mano de obra especializada y se realizarán según el reglamento técnico vigente.

El proceso de conexionado implica los siguientes pasos:

  1. Verificar y acondicionar las acometidas de agua y gas según las necesidades de la caldera.
  2. Determinar y dejar previstos los puntos de conexión en la caldera según el manual del fabricante.
  3. Conectar la caldera a la red de suministro de agua fría.
  4. Conectar la salida de agua caliente sanitaria.
  5. Conectar el circuito de retorno y alimentación de calefacción.
  6. Conectar la caldera a la acometida de gas usando conexiones certificadas.
  7. Realizar pruebas de presión y estanqueidad en todas las conexiones.
  8. Revisar posibles fugas con detectores y solucionarlas.
  9. Ajustar y equilibrar todos los circuitos hidráulicos.

También te puede interesar:

Sistema de calefacción y radiadores

Tras conectar hidráulicamente la caldera, se procede a implementar el sistema de calefacción con los radiadores:

  1. Se instalan los radiadores según cálculo de potencia y necesidades de la vivienda. Esto de acuerdo a las recomendaciones realizadas inicialmente por los especialistas.
  2. Se conecta la tubería de ida de agua caliente desde la caldera hasta cada radiador.
  3. Se conectan los tramos de retorno desde los radiadores hacia la caldera.
  4. Se colocan válvulas de paso, anticondensación y purgadores según el sistema específico.
  5. Se debe comprobar la circulación y equilibrado del agua por todo el circuito.
  6. Finalmente se deben realizar pruebas de funcionamiento y comprobar que cada radiador emite calor de forma uniforme.

La calefacción es la parte fundamental que nos proporcionará el confort térmico deseado. Una instalación correcta es clave.

Mantenimiento Y Garantías

Una vez que la instalación de la caldera de gas ha finalizado, es muy importante tener en cuenta los aspectos de mantenimiento y garantías para asegurar su funcionamiento eficiente y prolongar su vida útil.

Se recomienda contratar un servicio de mantenimiento preventivo periódico con una empresa cualificada, que realice una revisión completa de todos los componentes y sistemas de la caldera anualmente. Esto permitirá detectar y prevenir posibles fallos a tiempo. Tenemos un post dedicado al mantenimiento de las calderas.

Además, el Reglamento de Instalaciones Térmicas establece la obligatoriedad de realizar un mantenimiento completo de la caldera como mínimo cada 2 años por parte de personal técnico competente. Esto asegura que la caldera opere con seguridad.

Instalar Una Caldera De Gas En Tu Casa
Instalar Una Caldera De Gas En Tu Casa

Respecto a las garantías, cuando finaliza la instalación es imprescindible que la empresa instaladora nos haga entrega del certificado de garantía oficial del fabricante, que suele tener una validez de 2 años en la mayoría de modelos. Esto cubrirá cualquier defecto de fábrica que presente la caldera.

También deben entregarnos el manual de uso, manual de instalación, certificados de conexiones, inspección y pruebas realizadas, y toda la documentación relevante. Es muy importante conservar este material cuidadosamente.

Costo De La Instalación De Caldera De Gas

El presupuesto necesario para instalar una caldera de gas en nuestra vivienda dependerá de varios factores. El principal componente del costo total es la mano de obra por el trabajo de instalación, que puede oscilar entre 200 y 500 euros aproximadamente. Este precio puede variar en función del tamaño de la vivienda, la dificultad del montaje o la necesidad de realizar adaptaciones adicionales.

También influirá de manera importante el coso de la propia caldera, que puede ir desde los 800 euros para modelos básicos, hasta más de 2 mil euros para calderas de gama alta. Marca, modelo, eficiencia y prestaciones determinarán el precio.

Otros costos a considerar son la obtención del certificado de gas en caso de ser una instalación nueva, con un precio aproximado entre 40 y 120 euros. Asimismo, debemos presupuestar el sistema completo de radiadores y cualquier obra o adaptación particular necesaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio